Tasacion, peritacion, catalogacion



Definición de tasación:

 

La tasación, técnicamente denominada como informe de valoración, es un documento que suscribe un profesional competente para hacerlo y tiene como objetivo establecer de forma justificada el valor de un bien, de acuerdo con unos criterios previamente establecidos y desarrollando una metodología adecuada al fin propuesto.

 

La tasación de un bien está sujeta a una estricta normativa legal que no solo establece los criterios y metodología para realizarla, sino que también establece quién puede hacerla. Esta normativa , que en España la constituye una Orden Ministerial de fecha 30 de noviembre de 1994 emitida por el Ministerio de Economía y Hacienda, es una Norma que establece una metodología concreta, basada en unas definiciones y principios que inspiran su redacción El valor de tasación se refleja en un certificado, que puede contener observaciones, advertencias o condicionantes si existen aspectos sobre los que conviene hacer un comentario, documentación pendiente o cuestiones que deben resolverse definitivamente para que el valor calculado sea firme para la finalidad concreta para la que se emite el informe de valoración.

 

Metodología:

 

Los valores de los bienes muebles (que es el caso de los libros, documentos, etc) o inmuebles y activos de diversos tipos se calculan según diferentes métodos.

Método de Comparación con otros bienes similares de los que se conoce el valor de mercado, pueden ser ofertas conocidas o transacciones reales fiables, que deben analizadas.

 

La normativa vigente exige que haya 4 testigos como mínimo de la misma tipología para establecer la comparación. En el caso de los libros y otros materiales, se da frecuentemente el caso de que no esté disponible la información sobre cuatro casos recientes de compra-venta, por lo que hay que recurrir a otros métodos, lo cual también está previsto por la ley.

 

En este sentido utilizamos los precios de catálogos y repertorios de precios desde finales del s. XIX y anteriores en algunos casos, actualizando sus valores en función de los índices de revalorización que han obtenido los libros a lo largo del tiempo.

 

Método de capitalización de rentas (que no se aplica a nuestro caso, aunque los libros antiguos están obteniendo unos índices de revalorización mucho mayores que cualquier otro bien mueble).

 

Métodos residuales de análisis  (no se aplica a nuestro caso).

 

El valor de tasación de libros y documentos se alcanza como resultado de la ponderación de los datos recopilados en relación con cada uno de ellos, tanto de tipo bibliográfico (aspecto pericial previo y obligatorio), como de tipo económico (catálogos de librerías españolas y extranjeras, resultados de subastas, etc), o bien del tanto alzado que se puede establecer para los casos de grandes bibliotecas, por grupos homogéneos.               

 

Utilidad de una tasación:

 

Siempre que se quiera conocer el valor de libros, documentos, etc, tanto adquiridos por el cliente como que hayan sido   objeto de herencia, transmisión ( venta ), enajenación, a efectos fiscales, aseguramiento, donaciones, valoraciones de patrimonio, fusiones, etc.

 

Diferencias entre tasación y peritación:           

 

La tasación se diferencia de la peritación, con la que mantiene coincidencias, en que un perito puede concluir un dictamen sobre aspectos no mercantiles, pero  no establece una valoración económica. En el caso de los libros, documentos, etc, es frecuente que actúen como tasadores algunos profesionales que únicamente tienen preparación y experiencia para actuar como peritos, pues, por ejemplo,  la titulación en biblioteconomía, o la experiencia como bibliotecario o archivero; o la licenciatura o doctorado en tal o cual especialidad científica garantizan la aptitud para peritar libros o documentos desde puntos de vista técnicos, pero no  para determinar su valor de mercado.

 

Los especialistas en tasación de libros y otros materiales antiguos y modernos son los profesionales con dilatada experiencia profesional, bien sea desde la compra-venta como en el caso de los libreros anticuarios, o bien el de los funcionarios públicos responsables de compras de las grandes bibliotecas, archivos, museos u otras instituciones, que tienen también una gran experiencia en cuanto a valoración económica de los libros.

 

Diferencias entre Tasación, Peritación y Catalogación

 

La catalogación consiste en la descripción detallada, con arreglo a determinados estándares, de las materiales gráficos, bibliográficos, impresos o manuscritos que puedan constituir una determinada biblioteca.

 

Es recomendable que los propietarios de bibliotecas o archivos tengan algún tipo de guía, índice o catálogo de las mismas, que pueden ir desde un simple listado de títulos y autores, hasta complejos libros o bases de datos informáticas con toda clase de detalles. Siempre conviene tener fotografías, tanto de las obras de valor singular, como del conjunto de la biblioteca.

 

La catalogación de tipo profesional, bajo estándares aceptados por la Biblioteconomía y la Archivística, es imprescindible para todas aquellas bibliotecas de alta calidad e importancia bibliográfica y/o económica por número, calidad o fecha de los ejemplares.

 

La catalogación es otro de los servicios que prestamos. Es independiente -aunque puede ser complementaria- de la peritación y de la tasación. Consúltenos si necesita este tipo de servicio.