Tasación de un archivo con bruja de la bola de cristal 

Manuscrito, miniados, Virgen

Hoy  se me ha ocurrido hablaros uno de mis casos reales como perito tasador, mejor dicho, uno de mis casos reales que no llegaron a término porque finalmente no me contrataron (todavía).


Aún no os lo había dicho, pero muchas veces lo más dificil de la tasación es lidiar con las "historias" que rodean al caso desde el momento en que un posible cliente escribe o llama.


No hace falta mucho comentario porque la historia se cuenta por sí misma a partir de los correos electrónicos de una señora que vive en......................... y que contactó conmigo hace algunos años. Suprimo todos los datos que permitirían identificarla.


Leed, leed, y díganme qué les parece  :


 

LA SEÑORA ME ESCRIBE POR PRIMERA VEZ

 

Apreciado Sr. Martínez:

 

Quizás le parezca algo kafkiana mi solicitud, pero ya que no tengo forma ni manera de aprender si no es preguntando, tengo que hacerlo y supongo que la directa, es cuando menos la forma más sincera. Se trata de valorar un fondo documental de alrededor de más de...... miles de documentos y más de ............ libros para la creación de una fundación.

 

Documentos:

Centenares de cartas reales desde.... (el nombre de un Rey de la Alta Edad Media) en adelante, Fernando El católico, ......... (el nombre de una Reina)... Montones y se lo digo con sinceridad "montones" de Virreyes, gobernadores, lugartenientes, obispos, etc. Con decirle que solamente de ... (personaje noble de gran importancia histórica)  ya hay de momento .............. cartas y aún faltan algunas....... creo que eso le dará una idea.

 

Estamos organizando la forma de crear una fundación para que los contenga y si el estado o gobierno autonómico, o diputación nos ayudan económicamente mejor...  pero queremos poner una cifra en la valoración de la fundación y no tenemos ni idea de cuánto (en dinero) puede valer esto.

 

¿Podría Ud. indicarnos qué debemos hacer, cómo hacerlo y qué nos puede costar?

 

Tenemos el suficiente conocimiento como para saber el valor histórico aproximado pues cambia en muchos aspectos la historia que hemos leído, pero no tenemos ni idea del valor crematístico para ponerlo como capital de al fundación.


¿Nos podría orientar? Para que vea que en modo alguno quiero hacerle perder el tiempo, que hablamos en serio, que todo es real, le envío una foto de un ................ de Ortelio .............. de  ................., una carta del príncipe ................. (quizás la última que escribió en vida) - y una bula de san .................... en vitela. Gracias por su molestia,

 

 

MI RESPUESTA:

 

Muchas gracias por su confianza. La tarea que expone cae plenamente dentro de mi especialidad en tasación de documentación impresa y manuscrita.

 

El procedimiento a seguir para constituir la Fundación comienza por tasar el fondo documental estimando su valor de mercado al dia de hoy bajo los criterios que vds. indiquen.


El resultado de la tasación será certificado por mí mediante un Informe de Tasación razonado y contrastado.

 

Los honorarios de costumbre por este tipo de servicio ascienden al 3% del resultado de la tasación, aunque cabe la posibilidad de revisar este porcentaje a la baja en función de los costes que deba soportar y teniendo en cuenta también la magnitud de la operación, o bien acordar previamente un precio cerrado independiente del valor de lo tasado, que se pagaría 50% previo y 50% contra entrega del Informe, opción que les recomiendo.


Todas las condiciones del servicio quedarían reflejadas en un contrato mercantil de servicios de tasación.

 

Como sabe vivo en León aunque ello no supone ningún problema pues me desplazo continuamente por España y extranjero.


Sin duda necesitaré dedicar tiempo -ya veremos cuánto- al examen físico del archivo, aunque me ayudaría la existencia previa de catálogos u otros instrumentos de organización y control, así como transcripciones de documentos y/o las valoraciones desde el punto de vista histórico, bibliográfico o archivístico que ya puedan estar en su poder porque ello haría más fácil y rápida la estimación del valor económico. 

 

Le comunico que estaré en ..................................... durante unos diez días a partir del día 15 de septiembre, donde podríamos vernos, aunque si la urgencia del asunto lo exigiera podría viajar antes hasta su ciudad.


Esperando haber satisfecho suficientemente sus expectativas y a la espera de sus noticias, le envío un atento saludo

 

 

CONTESTA LA SEÑORA

 

Apreciado Sr. Martínez. Muchísimas gracias por su información. Le comento cómo está la situación con la mayor sinceridad posible. 

 

Tenemos el fondo antiguo inventariado y pasado a una pequeña base de datos muy sencilla. Está a su disposición si le interesa. En este inventario no se ha seguido un criterio uniforme por lo que tan solo nos puede servir como orientación.

 

Si se pregunta de dónde ha salido esto, tristemente le diré que de una familia que durante siglos han sido .............. reales, nobles de rancio abolengo pero campesinos, con la familia dejada a 0 por ......................................................... y dejó como único "hombrecito de la casa" ................... año quien al cumplir los ................ fue sacado de..............................., enviado a ...............................y se le transmitió por medio de ..................................... la existencia de estos libros y documentos y la responsabilidad de cuidarlos. Esta es la realidad y mucho es que haya un inventario, aunque no siga ningún criterio.

 

Cada vez que ha solicitado consejo, han intentado robarle, engañarle, etc. etc. hasta que he llegado yo, que me limito a admirarlo por lo mucho que ha podido hacer sin los medios ni facilidades para ello, por la intuición que lo ha sabido guiar, por la defensa de la cultura que le ha creado más enemigos que amigos y porque es la mejor persona que conozco.


Si puedo ayudar a que el mundo conozca este inmenso tesoro cultural y él reciba por ello el reconocimiento, el agradecimiento y el "ver" como esto tendrá continuidad como la ha tenido durante siglos, es lo único que deseo. Por ello hemos creado una fundación, una forma de unirlo todo con continuidad y que no se pueda disgregar.

 

Estamos a la espera de una valoración que esperamos sea ética de los documentos del fondo antiguo por una institución, pues ya antes han pasado toda clase de "listillos" para intentar o sobrevalorar o devaluar, según les conveniese. De ahí, que contactase con Ud. para tener a ser posible una idea real y saber por dónde movernos.

 

Cuando he leído lo del 3%, que cobra, me he muerto. No es que no sea un precio razonable, lo es y mucho, pero estamos hablando de piezas algunas de ellas cuyo valor ya lo puedo intuir yo misma sin hacer nada más que surfear un poco por internet.

 

Necesito tiempo para catalogar, pero si le sirviese de algo ese inventario dígamelo y podríamos empezar a ver qué es lo que valoramos y que no podemos económicamente valorar.


Atentamente,

 



MI RESPUESTA :

 

Estimada señora:

 

        Me parece muy loable su empeño de contribuir a la pervivencia de ese archivo, aunque no entiendo muy bien bajo qué términos desearía vd. mi colaboración, que -por su propio interés- debería conllevar un contrato de servicios de tasación y unos honorarios.


       Habla de "listillos", de engaños, de intentos de robo... Mucho me temo que estos problemas sean debidos a la intervención de gente no profesional y/o con dudosas motivaciones, quizá aparentemente altruistas.

 

    Por otra parte dice que hay una Institución que está haciendo una valoración que vds. "esperan que sea ética", lo que da a entender que sospechan que pretenden minusvalorar el fondo. Hago algunas reflexiones  sin otro ánimo que contribuir a que vds. tomen las decisiones adecuadas:

 

    El archivo ha de tasarlo un profesional que esté suficientemente cualificado, pero el que escojan además ha de ser independiente y no tener intereses directos ni indirectos en el asunto para que vds. puedan confiar en su dictamen. 


    Cualquier otro que valore siendo parte interesada, sea persona física o institución, lo hará en función de sus propios intereses y los resultados arrojarán cifras quizá decepcionantes para vds., pero en principio no habría motivo para considerarlas a priori ilegítimas , pues cada parte tiene la obligación de defender lo suyo.


   Supongo que se ha dirigido a mi porque alguien se lo habrá recomendado y por lo tanto saben que tengo conocimientos y experiencia suficiente. Además, y esto es importante para vds., mis motivos son diáfanos :


   Mis servicios devengan honorarios y mi posición respecto al archivo es absolutamente independiente y neutra. Si lo que quieren es una valoración de la que puedan fiarse no les queda más remedio que contratar a un perito profesional, sea yo mismo u otro.


    A partir de dicho dictamen podrán negociar con la institución y llegar a un acuerdo sobre cifras que a vds. les convengan, donarlo a la Fundación e intentar conseguir los correspondientes beneficios fiscales, u optar por cualquier otra solución.

 

    Sin embargo, deduzco de nuestra conversación telefónica (hubo varias llamadas de la señora durante las cuales amplió mucho, pero mucho, los detalles "escabrosos" del asunto, que son del todo inmencionables) que no tienen previsto el pago de honorarios a un perito, aunque como le decía el 3% de uso y costumbre podría revisarlo a la baja en función de los gastos que me ocasione el asunto una vez estime la magnitud real de la operación, o bien acordar una cantidad fija que vds. pudieran asumir.


     El inventario de que disponen no aporta datos utilizables para la valoración, por lo que tendría que revisar y leer uno a uno todos los documentos a no ser que la realizara segmentando el archivo a tanto alzado por tipo de documento, fechas y/o otros parámetros (a excepción de los documentos singulares) con lo que se obtendría una valoración mucho más rápida, menos costosa y quizá suficientemente fiable a los efectos pretendidos -a reserva de lo que resulte de mi primera inspección del archivo, si es que llega a producirse-.

 

    Espero haberle sido útil en cualquier caso. Un saludo

 

 

DE NUEVO ME RESPONDE

 

Apreciado Sr.

 

   Ha sido Ud. mucho más util, preciso y concreto de cuantas personas hemos contactado ultimamente y su sinceridad es hoy por hoy de agradecer. Sobre listillos e intentos de robo, son ladrones de los "revienta ventanas", vulgares ladrones que después venden "a peso"; nadie que esté en su profesión, afortunadamente.

 

  La valoración que del fondo harán las instituciones, es efectivamente lo que nos tiene a nosotros intranquilos y ahí es donde buscamos su consejo, pues creemos será infravalorado.


      No tenemos intención de vender, sino de crear una fundación para gestionar el fondo documental y que éste permanezca como lo ha hecho durante siglos en la familia.


    Hemos consultado "a todos" es decir: abogados, historiadores, archiveros y ya solo nos falta la bruja de la bola de  cristal.

 

     Este fin de semana tenemos reunión de familia y se plantearán todas las informaciones que se han recogido y la suya será una de las que más peso tenga, pues Ud. con esta valoración ganará dinero y si es ajustada a la realidad, prestigio.


     Los demás son los que dan más miedo, puesto que en ello tienen intereses varios y no todos ligados a la realidad. A partir de mediados de septiembre, tendremos al menos la impresión de cómo ha ido la valoración institucional y le aseguro que antes de proceder a ninguna negociación, contactaré con Ud. para que al menos del fondo que consideramos de importancia haga una valoración.

 

    Puedo facilitarle una base de datos con muy poca información. Ahora estamos catalogando y de 2 cajas y media, unos ............. documentos, puedo tener una idea concreta de qué tratan, fecha, etc. con facilidad para ser escaneados y es por ello por lo que considero la importancia de una valoración neutra como la suya.

 

    La gran problemática con la que me encuentro es que en el inventario no queda reflejado todo lo que realmente existe y a medida que se ha catalogado y leído el contenido de los documentos la sorpresa ha sido mayúscula, pues algunos de ellos en el inventario pone "órdenes" y la fecha, sin indicar quién da las órdenes.


   La mayoría son de Virreyes, Gobernadores, etc. etc. no meras órdenes de un capitán o ni tan siquiera un general.

 

     Si Ud. viene a .......................... y le sobran unos minutos podríamos hablar un poco de cómo enfocar este asunto y de cuál sería la mejor solución para todo esto. Un cordial saludo,

 

 

AQUÍ SE ACABÓ EL ASUNTO, PERO TIENE MORALEJA

 

    Son gajes del oficio. No volví a saber nada, aunque no me extrañaría que mañana, o el mes próximo, de repente apareciera la señora y todo volviera a empezar. Así me ha sucedido varias veces al cabo de años.


     Lo importante es que el caso ilustra muy bien una situación que es típica en muchos sentidos : un fondo bibliográfico o archivístico familiar que se hereda y que hay que mantener y cuidar; los problemas familiares que se generan; la intervención de terceros más o menos entendidos y más o menos bienintencionados; la "aparición" de las instituciones públicas en los muy diversos escenarios legales que la Ley del Patrimonio Histórico Bibliográfico hace posibles; las expectativas económicas de los propietarios, etc

 

     También deja patente explícita o implícitamente la otra cara de la moneda, que es la del propio perito, en éste caso quien les habla:


   Sus motivaciones, sus riesgos, su actitud ante los contactos iniciales con posibles clientes que a veces están poco dispuestos (o no pueden) a gastar dinero en consultas o servicios periciales aunque reciben de buena gana toda la información y el consejo que se les regale.


     Pero el perito vive de su experiencia y de sus conocimientos y no puede ni debe regalar más que lo necesario para que el cliente se convenza de que está ante el profesional que necesita para resolver su problema. Pero una vez demostrada la competencia para hacerse cargo del asunto les toca el turno a los clientes, que han de asumir el pago de unos honorarios razonables. 


     El carteo con esta señora aborda la mayor parte de las cuestiones, problemáticas y procedimientos periciales previos a las tasaciones (contrato de servicios, honorarios, fuentes de información y recogida de la misma, metodología específica que se aplicará, plazos, etc.)

 

     A mí me parece que las conclusiones a que las que la señora llegó podemos corroborarlas los demás en buena medida :


    ni la "bruja de la bola" ni los demás entendidos (cada uno en lo suyo), ni la institución, que según dice la seña era quien más miedo daba, convencían a la señora ni a su familia.

 

MORALEJA :

 

    En caso de heredar archivo familiar o similares consulta con un perito tasador cualificado sin dudarlo ni un segundo, como primera medida.  


    Y lo mismo si quieres asegurar el fondo; o si se ha sufrido un siniestro -Dios no lo permita- tipo inundación, incendio, et; o si te ves envuelto en un pleito; o si quieres donar o entregar en dación en pago o pignorarlo o... 

 

    Espero que os haya interesado. Compartiré con vosotros algún "tesoro" como éste. Tengo muchos.


    ¿Estáis de acuerdo conmigo en que la realidad es mucho más sorprendente y compleja que la más loca fantasía? : al menos ésa es mi experiencia con los libros y con la tasación de libros, y con la vida.


     Agradeceré vuestros comentarios, que podéis dejarme al pie.

 

    Y, si os gustó, no olvidéis los "Me gusta" y Compartid en redes porfa


 Prometo responder a quien me escriba ¡